Lunes 24 de noviembre de 2014

• España el paraíso fiscal de Pemex
• Mueve 4 empresas de Islas Caimán
• Opera 33 empresas en el extranjero

En sigilo, sin enterar a los órganos de control y vigilancia mexicanos, como si se tratara de una operación ilícita o por lo menos irregular, lo días 27, 28 y 30 de mayo pasados, la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex) cambió de residencia a cuatro de las 33 empresas privadas que ha constituido en el extranjero, la mayoría de ellas en reconocidos paraísos fiscales. La mudanza es relevante por dos cuestiones: el origen-destino, pasaron de Islas Caimán a Madrid, y el motivo, sustituir las inversiones de la petrolera en España por las que tenía en Repsol, a fin de evadir el pago de impuestos.

Se trata de Mex Gas Internacional, MGI Supply, MGI Trading y MGI Enterprises, propiedad de la subsidiaria en reestructuración Pemex Gas y Petroquímica Básica (PGPB), ha revelado la revista Contralínea con una investigación de su reportera Nancy Flores. El ocultamiento de este movimiento que hizo la principal empresa del Estado mexicano ha sido tal que, a 6 meses de realizado, aún no se reporta en la sección de filiales de la página electrónica de Pemex.

De acuerdo con el reportaje, el cambio domiciliario inició 8 días antes de que la petrolera mexicana anunciara oficialmente su salida de Repsol (ocurrida el 4 de junio de 2014): el Grupo Mex Gas –como se le conoce a las compañías mudadas– representa una parte del capital que sustituirá la inversión que Pemex tenía en la petrolera española, a través de la construcción de un gasoducto en La Coruña; la otra parte corresponde a las acciones que Pemex ya compró del astillero vigués Hijos de J. Barreras, a fines de noviembre de 2013.

Contrario al discurso de que la petrolera no tiene dinero para invertir en una nueva refinería en México, España se ha convertido en el destino predilecto de las inversiones de Pemex. Es ahí donde la empresa estatal instaló la única oficina de representación que posee en Europa, a través de su filial PMI Comercio Internacional y, al mismo tiempo donde maneja un multimillonario negocio “privado”, que se basa en la triangulación anual de más de 1 billón 200 mil millones de pesos del erario hacia paraísos fiscales.

Este esquema en específico involucra a 20 de las 33 empresas que Pemex ha constituido desde la década de 1990 como “privadas” no paraestatales. Nueve de las cuales ya radican en Madrid: PMI Holdings Petróleos España, SL (PMIHPE); Pemex Internacional España, SA; PPQ Cadena Productiva, SL; PMI Field Management Resources, SL; Mex Gas Cogeneración, SL; Mex Gas Internacional, SA; MGI Supply; MGI Trading; y MGI Enterprises.

El movimiento de las cuatro últimas revela que España ha resultado ser una opción más laxa que los llamados paraísos fiscales para Pemex. Algo que la propia petrolera ya había reportada con anterioridad: “Ante las circunstancias imperantes, la previsibilidad de ciertas reformas legislativas en las Antillas Holandesas y la necesidad de hacer fluir ciertos recursos hacia Pemex, este último autorizó el traslado del domicilio y de la residencia fiscal de PMI Holdings, NV, a España, aspecto que tuvo lugar el 30 de diciembre de 2005”, refiere el Libro blanco. Estructura de las empresas PMI, elaborado por PMI Comercio Internacional al cierre de 2012.

La otrora PMI Holdings, NV, es actualmente PMI Holdings Petróleos España. De acuerdo con el Libro blanco, esa empresa “optó por el régimen fiscal especial de las Entidades de Tenencia de Valores Extranjeros (ETVE), el cual permite que los dividendos que distribuya a Pemex no sean sujetos de tributación en España. Asimismo y con base en los convenios para evitar la doble imposición internacional suscritos por España con los distintos países en los que las filiales de PMI Holdings Petróleos España [al menos 20 empresas unimembres] tienen su residencia fiscal [Holanda, Irlanda, Houston, Inglaterra y México], los dividendos que PMIHPE recibe de sus filiales están exentos del impuesto sobre sociedades”.

El reportaje publicado por Contralínea incluye una entrevista a José María Mollinedo –secretario general del Consejo General del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda de España, Gestha–, quien explica que las ETVE son holding o subholding, es decir, entidades cuyo objeto social es la gestión y administración de acciones o participaciones en el capital de entidades no residentes en territorio español.

El también licenciado en ciencias económicas y empresariales y coautor del libro Qué hacemos con los impuestos indica que las ventajas fiscales para este tipo de empresas es que no tributan. Refiere que al resto de las sociedades se les permite no tributar por las rentas del capital si su participación, directa o indirecta, supera, al menos, el 5 por ciento, pues quienes tributarán serán los accionistas; pero en el caso de las ETVE, los accionistas tampoco tributan.

Y aunque la ley española del impuesto de sociedades establece que para la gestión y administración de esos valores de entidades no residentes se requiere contar con una organización de medios materiales y personales, en la práctica basta con que la ETVE cuente con uno o dos empleados, expone Mollinedo.

No obstante lo anterior, las nueve filiales de Petróleos Mexicanos asentadas en territorio español no han contratado personal. Todas son manejadas por servidores públicos mexicanos desde la Torre Pemex, ubicada en México, Distrito Federal.

En Madrid, los tres empleados contratados por PMI Comercio Internacional –María Llop Pomares, gerente administrativo; Marta Portillo Martín, analista de contabilidad; y Roxana Aldea Rollin, asistente ejecutiva– son quienes atienden llamadas telefónicas y algunas gestiones no relevantes.

A cambio de la laxitud fiscal del esquema ETVE, que le permite triangular más de 1 billón 200 mil millones de pesos anuales a paraísos fiscales como Irlanda y Antillas Holandesas, Pemex ha hecho inversiones productivas en España, al grado de que antes de concretar su salida de Repsol ya había comprado las acciones de Hijos de J. Barreras y firmado los contratos para la construcción de unos cinco buques, de los cuales ya se inició la construcción del primero el pasado 1 de agosto, con una inversión de 195 millones de dólares (unos 2 mil 340 millones de pesos).

Las empresas Mex Gas y PMI

A pesar de residir en distintos países de América y Europa, la red de filiales privadas de Pemex opera de manera conjunta. Así, desde la Torre Picasso –donde corporativos como Google, Barclays, Deloitte y Accenture Holding Iberia pagan una renta mensual superior a los 28.5 euros por metro cuadrado– las empresas del Grupo Mex Gas se ligan directamente a otras sociedades unimembres de Pemex Gas y Petroquímica Básica, con sede en históricos paraísos fiscales.

Se trata de MGI Enterprises US, LLC (creada el 24 de junio de 2013 en Estados Unidos); Pasco International, Limited (constituida en Las Bahamas y domiciliada en México desde el 7 de septiembre de 2012); Pasco Terminals, Inc (que data del 31 de octubre de 1963, con sede en Estados Unidos ); y Pan American Sulphur Company, Limited (creada el 10 de enero de 1963 en Luxemburgo y domiciliada Inglaterra).

Hasta ahora, estas compañías ofrecen los servicios de exportación, pero sobre todo de importación de gas para PGPB. El negocio, tan sólo en el caso del Grupo Mex Gas, es del orden de los 38 mil 359 millones de pesos anuales, se desprende de sus estados financieros citados por el informe de la ASF, correspondiente a la revisión de la Cuenta Pública 2012.

Así, con la llegada del Grupo Mex Gas a Madrid, Pemex amplía su presencia en España y la convierte en el punto de conexión clave para sus negocios al margen de las leyes mexicanas, como han sido calificados desde hace una década por la Auditoría Superior.

Las empresas pertenecientes al Grupo PMI radicadas en este territorio controlado por la Unión Europea se vinculan a las holandesas PMI Holdings, BV (que se constituyó el 24 de marzo de 1988), y PMI Services, BV (creada el 31 de marzo de 1988); la irlandesa PMI Marine, Limited (16 de noviembre de 1993); las estadunidenses PMI Holdings North America, Inc (2 de julio de 1992), y PMI Services North America, Inc (4 de mayo de 1988); las mexicanas PMI Norteamérica, SA de CV (19 de enero de 1993); PMI Campos Maduros SANMA, S de RL de CV (7 de diciembre de 2011); y PMI Petroquímica, SA de CV (30 de noviembre de 2000).

El Grupo PMI se dedica principalmente a exportar el crudo que hasta antes de que se empezaran a aplicar los nuevos lineamientos de la reforma energética producía Pemex Exploración y Producción, así como a importar productos petrolíferos y petroquímicos.

El capital que ha manejado por estos conceptos durante más de 2 décadas asciende, al menos, a 1 billón 191 mil millones de pesos anuales de acuerdo con la auditoría 12-1-18T41-02-0007, practicada por el máximo órgano de fiscalización al Grupo PMI. Además, a nombre de Pemex dicho consorcio contrata deuda e invierte parte de sus dividendos en acciones de compañías privadas.

Antes de que una parte sustancial, pero no total, ingrese a las finanzas públicas de México, la suma de estos multimillonarios recursos pasa por las cuentas bancarias de las 20 compañías, protegidas por el secreto bancario de los distintos países donde residen.

Aunque las empresas son ciento por ciento propiedad de Pemex, se consideran privadas no paraestatales: carecen de personal y oficinas propias, tienen personalidad jurídica distinta e independiente de la de sus socios, poseen patrimonios propios y tienen autonomía de gestión, pues son entidades corporativas distintas y están sujetas a la legislación del país en el que están establecidas y no a las leyes mexicanas.

La toma de decisiones

Constituidas en 1993 por Pemex Gas y Petroquímica Básica, las empresas radicaron por poco más de 20 años en el paraíso fiscal de Islas Caimán. Su cambio domiciliario a España se decidió el 19 de diciembre de 2013, ya en la administración de Alejandro Martínez Sibaja, quien está al frente de la subsidiaria desde diciembre de 2011, consta en la nota simple informativa de Mex Gas Internacional, SL, proporcionada por el Registro Mercantil de Madrid a Contralínea.

De acuerdo con el documento oficial de inscripción, el 11 de abril de 2014 se dio la baja del Grupo Mex Gas del Registro de Sociedades de Cayman National Trust, Co, Ltd. Así lo expuso Iñigo Basterreche, secretario no consejero del Consejo de Administración de las empresas unipersonales Mex Gas Internacional, MGI Supply, MGI Trading y MGI Enterprises.

Tras detallar que el socio único de Mex Gas Internacional es Pemex Gas y Petroquímica Básica, el abogado español reveló ante el Registro Mercantil de Madrid que el propio director de la subsidiaria, Martínez Sibaja, actuó como representante de esa empresa unimembre durante el cambio domiciliario.

Además de Martínez Sibaja, han estado involucrados los funcionarios de PGPB José Antonio Gómez Urquiza de la Macorra, subdirector de Administración y Finanzas y quien funge como presidente de Mex Gas Internacional; Mariano Álvarez Trejo, coordinador de Desarrollo Social; Marcelo Perizot Murillo, subdirector de Gas Licuado y Petroquímicos Básicos; Roberto Jorge de la Huerta Moreno, subdirector de Gas Natural; así como Roberto Salvador Osegueda Magaña, gerente de Filiales de Pemex Corporativo, quienes integran el Consejo de Administración de Mex Gas Internacional, SL, empresa que –en su calidad de tenedora de acciones– es propietaria de las otras tres compañías MGI .

Otros servidores públicos de Pemex Gas y Petroquímica Básica implicados son la representante legal Rosa Elena Torres Ortiz; la gerente de Recursos Financieros, Mónica Catalina Ruvalcaba Gallardo; el subgerente de Filiales, Juan Andrés Jiménez Lizardi; el encargado de la Subdirección de Ductos, Luis Sánchez Graciano; el subdirector de Planeación, Rodulfo Figueroa Alonso; y el asesor Luis Alberto Palomeque López. Además, participa el apoderado legal de Pemex Internacional España, Elliott Guerrero Aguilar, consta en la inscripción ante el Registro Mercantil de Madrid.

De acuerdo con la ASF, al carecer de personal propio, siempre han sido servidores públicos los que trabajan para esas filiales: “cabe mencionar que ninguna de las empresas cuenta con empleados, por lo que tienen firmados contratos de prestación de servicios con PGPB”.

No obstante, en Mex Gas Internacional, además de los mexicanos y los españoles participa un serbio: nombrado por el propio Consejo de Administración de Mex Gas Internacional el 22 de mayo pasado, Vuk Jeremic –exfuncionario de la Organización de las Naciones Unidas y presidente del Centro para la Cooperación Internacional y el Desarrollo Sostenible, quien tiene su domicilio en Belgrado– es consejero de esa sociedad, indica la nota simple informativa, de la cual se tiene copia.

oficiodepapel@yahoo.com.mx

Publicada en: Archivo | el November 24th, 2014 | No Comments »
Síguenos en: